YO LO LLAMO DESTINO Y TU HILO ROJO

c446aa9d15fdcb925b72005a74efdd9e

Desde que nacemos, tenemos nuestro destino escrito. En el tema del amor es difícil saber quién será esa persona que está destinada a estar contigo en las buenas y en las malas, en la salud o en la enfermedad; ese ser especial que robe tu corazón y que lo haga palpitar a millón. Muchas veces, tendremos que sufrir por un amor no correspondido, porque simplemente no es de tu talla hasta que llega la persona indicada. Así como, la leyenda japonesa del hilo rojo.

Cuenta que un anciano que vive en la luna, sale cada noche y busca entre las almas aquellas que están predestinadas a unirse en la tierra, y cuando las encuentra las ata con un hilo rojo para que no se pierdan.

Tienen la creencia de que las personas predestinadas a conocerse se encuentran unidas por un hilo rojo atado al dedo meñique, simbolizaban el interés compartido y la unión de los sentimientos.

Esas personas que están destinados a encontrarse, tendrán una historia importante, sin importa el tiempo, circunstancias o lugar. El hilo se puede tensar, enredar pero nunca se puede romper, porque es un vínculo que existe desde que sus corazones comienzan a latir.

Como dice paulo coelho en el zahir, “Dicen que a lo largo de nuestra vida tenemos dos grandes amores: uno con el que te casas o vives para siempre, puede ser el padre o la madre de tus hijos…Esa persona con la que consigues la compenetración máxima para estar el resto de tu vida junto a ella..”

“Y dicen que hay siempre, un segundo amor una persona que perderás siempre, alguien con quién naciste conectado, tan conectado que las fuerzas de la química escapan de la razón y te impedirán siempre, alcanzar un final feliz.”

“Hasta que cierto día dejarás de intentarlo…Te rendirás y buscarás a esa otra persona que acabarás encontrando, pero te aseguro que no pasarás ni una sola noche, sin necesitar otro beso suyo o tan siquiera discutir una vez más.”

El hilo rojo u destino, a medida que avanzamos nos presenta en nuestros caminos esas personas con las que viviremos una historia sea corta o larga; a lo mejor con la finalidad de aprender a valorar, luchar, perdonar y sobre todo amar. Ese trayecto no será nada fácil, viviremos emociones con intensidad como si nos subiéramos en una montaña rusa  desde llorar hasta reír. Asimismo, cuando el amor es el correcto no se siente miedo ni inseguridades. Sí, nuestras vidas es un cuento real y cada día el destino la va escribiendo.

Recuerda que somos fuentes de amor y de luz; enseñemos que el amor no nos hace débiles sino fuertes y que en algún lugar de este mundo estará esa persona especial con la que naciste destinada a estar.

 

María Eugenia Santiago .

     isa

 

Anuncios

10 comentarios sobre “YO LO LLAMO DESTINO Y TU HILO ROJO

Agrega el tuyo

  1. Preciosa entrada, me permito dar mi opinión, Paulo Coelho quizá se refería a ese amor tan grande, que a veces no se da en lo cotidiano: a las flamas divinas, a tu mitad perfecta, con quien se tienen amores caóticos, pero eres tú mismo en ese otro, en quien te ves reflejad@, con quien quedaste de encontrarte y amarte desde antes de nacer, con enredos del hilo rojo seguramente, pero que nunca se romperá, como nunca desaparecerá ese amor, aunque estés o hayas estado casad@ con otr@.

    Abrazo de luz

    Le gusta a 1 persona

  2. Que historia tan interesante esa del anciano. El señor Coelho de nuevo sentencia sin conocer la totalidad de las parejas que en el mundo son. El amor es, para mi, un aprendizaje contínuo, porque después de cuarenta años aún no me gradué. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: