EL TIEMPO LO CURA TODO, ASÍ COMO SANA EL CORAZÓN

Las heridas dcorazon-rotoel corazón, las cura el tiempo,  es el mejor amigo en ese momento de dolor, nos sirve para pensar, ver todo lo que sucedió desde un mejor ángulo, analizar los errores y así no volverlos a cometer en el futuro.

Muchas veces, pensamos que nuestro destino es muy caprichoso, vamos hacia el norte y nos envía hacia el sur pero lo que no sabemos que todo sucede por una razón. La historia de las rosas que en un momento me lastimó como nunca lo imagine. Por un momento, sentí que ese mismo dolor quemaba mi corazón, pero no encontraba la manera de arrancarme el insufrible tormento. El cual, me torturaba hasta en mi más profundo sueño haciéndome llorar en el medio de la noche.

Eran las espinas, de esos rosales que un día fueron rojos, pero se encargaron de arrancarlas de un momento a otro, sin darme cuenta su destrucción; me hizo daño. Así, como mi amor crecía rápidamente y lo destruyeron de una manera fugaz con mentiras y posiblemente con engaños.

Por un instante, ese amor se había transformado en rabia hasta con dolor pero las lesiones igual quemaban y cada vez era peor. Fue cuando comprendí que tenía que dejar ir todo lo que me causara daño, mi mente tenía que estar en blanco para poder comenzar con mi proceso de sanación.

Al principio, no entendía porque tuvo que suceder esa historia, si justo en ese instante era tan feliz; el destino me había hecho una cruel jugada. Pero en realidad me estaba enseñando que no todo lo que parece rosa lo es, y que de los errores aprendemos. Quizás, era el tiempo para crecer, levantándome de esa caída y seguir mi camino, dando pasos firme hacia el horizonte y a medida que pasara el tiempo las heridas se iban a curar.

Ahora, me siento liberada de lo que un día causo la pinchada de una espina, el dolor y la rabia se fueron, así como llegó, de manera inesperada pero para que eso pasara tuve que dejar ir de mis pensamientos a esa persona que me causo daño.

Puede ser que estábamos en el momento equivocado, solo el destino sabrá si algún día nos volveremos a encontrar o si nuestros caminos son distintos. Ahora soy más fuerte que antes y a pesar que los relatos sean tristes o alegres doy gracias a ese destino por enseñarme una nueva lección porque todo lo que pasa es para bien.

 

María Eugenia Santiago.

Anuncios

6 comentarios sobre “EL TIEMPO LO CURA TODO, ASÍ COMO SANA EL CORAZÓN

Agrega el tuyo

  1. Así es, Maru, nada pasa sin razón. Las malas experiencias nos dan fuerzas para seguir caminando. Como se suele decir “cuando se cierra una puerta, se abre una ventana” estoy segura que tu ventana ya está abierta de par en par para recibir nuevas experiencias.
    Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

  2. He pasado por eso, hace mucho tiempo y además de que el tiempo lo cura todo, la vida da muchas vueltas, ahora esa persona que me hizo sufrir tanto, me ama sin esperanzas, para mí el sólo un amigo y nada más y él no ha podido olvidarme, si de algo puedo estar segura es de que él siempre estará ahí, para mí, pero yo ya no estoy para él: las vueltas que da la vida.

    Recuerda que “todo pasa”, lo que hoy duele, mañana será sólo un recuerdo.

    Abrazo de luz

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: